Espectacular 5º Lugar Campeonato de España de Triatlón


SINCERAMENTE NO SE NI COMO EMPEZAR NI COMO SEGUIR ESTE E-MAIL.

SOLO QUIERO REFLEJAR EL ETERNO AGRADECIMIENTO POR TODOS VUESTROS ANIMOS: POR INTERNET, LOS QUE ESTABAIS ALLI EN PULPI, LOS QUE VENIIS A ENTRENAR CADA DIA,... TODOS Y CADA UNO DE VOSOTROS. MILLONES DE GRACIAS.

MAÑANA OS CONTARE CON DETALLE LA CARRERA, PERO ESTOY TREMENDAMENTE FELIZ TANTO DEL RESULTADO COMO DE LA CARRERA EN SI. NO TUVE UNA BUENA NATACION, Y SE ME HIZO DURISIMA, PERO MENTALMENTE ESTUVE MUY FUERTE Y TRABAJE INCANSABLEMENTE SOBRE LA BICI, HASTA CASI DAR CAZA AL PELOTON DE 10 QUE HABIA EN CABEZA. ME BAJE A CORRER, CON LAS PIERNAS DESTROZADAS DEL TRABAJO EN BICI (43KM/H MEDIA, TRABAJNDO SOLO LOS 2 HERMANOS LLANOS Y YO). Y AHI SI QUE PUSE LA MENTE EN BLANCO Y SOO PENSABA EN CORRER TODO LO RAPIDO QUE PODIA. EN LA 2ª DE LAS 4 VUELTAS PASE 400M DE CRISIS QUE PENSE QUE ME VENIA ABAJO, PERO LO SUPERE Y SEGUI CORRIENDO TAN RAPIDO COMO PODIA. AL FINAL UN 5º PUESTO QUE ME DEJA TREMENDAMENTE SATISFECHO POR VARIAS RAZONES:

1) LLEGAR ES DIFICIL. MANTENERSE MAS. ESTABAMOS TODOS Y ESTUVE DISPUTANDO DELANTE DE TODO. GANAR ES MUY DIFICIL, Y ESTAR DELANTE DISPUTANDO LOS PUESTOS DE CABEZA EN UNA CARRERA LIMITE COMO ESTA TAMBIEN (CAMPEONES DEL MUNDO, GANADORES DE COPA DEL MUNDO, CAMPEONES DE EUROPA,...).

2) MENTALMENTE Y EN CUANTO A MADUREZ ME MOSTRE A UN NIVEL ALTISIMO.

3) SATISFACCION DEL TRABAJO BIEN HECHO Y CUMPLIDO.

4) CORRESPONDER MINIMAMENTE TODO EL APOYO QUE HABEIS MOSTRADO. ESPERO ESTAR AYUDANDOS A VOSOTROS, UNA MINIMA PARTE DE LO QUE VOSOTROS ME AYUDAIS A MI. SOIS UN GRUPO COJONUDO, TODOS Y CADA UNO DE VOSOTROS. MAÑANA HABLAMOS CAMPEONES!!

P.D: MARISOL, MIL EXCUSAS OR LO DE LA FOTO. ACABE TAN DESTROZADO QUE NECESITE UN TIEMPO PARA RECUPERARME Y ADEMAS TUVE QUE PASAR EL CONTROL ANTI-DOPING. LO SIENTO, CUANDO SALI HABIAIS MARCHADO.

El suplici andalús

El Déu Eolo va ser el dominador de la tarda a la platja de La Mar Rabiosa de San Juan de los Terreros. Preciós nom per un lloc castigat pel vent que provocà onades mètriques a aquelles aigües mediterrànies.

Durant la disputa de les diferents proves corresponents a les diferents categories, amb tranquil·litat i concentració vam anar col·locant el nostre material al nostre corresponent lloc de boxes. Un cop arreglat, ens dirigírem concentrats cap a la rabiosa platja. Després de passar el control dels jutges ens situem davant del trencat de les ones en fila i preparats per que sonés la senyal de la sortida. Mirant endavant, veiem com la primera boia estava gairebé tombada sobre la superfície marina esperant que arribéssim a ella per primera vegada.

Amb els nervis propis de la ocasió, esperem l’arribada de les 17:40, hora justa en la que el jutge farà sonar la botzina i... esprintada per agafar les millors posicions. Freqüència absoluta en la braçada i més amb aquell infernal onatge. Miro endavant i em puc contar només quatre persones davant meu, aquest cop sí que he aconseguit fer una bona sortida i nedant tranquil però continu arribo en aquella situació a la boia. La tornada serà diferent i aquell mar em desplaça una mica de la trajectòria ideal passant-me uns quants rivals. Arribo a la platja prou bé, dono la volta i torno a entrar. Vaig prou bé i la segona volta la faig millor degut a que la tornada procuro no desviar-me del destí correcte final.

Sortint de l'aigua després d'un excel·lent inici de competició.


Surto de l’aigua i penjant-me el pitral, traient-me les ulleres i el casquet arribo a boxes. Avui em poso les sabatilles a boxes perquè estic al costat de la sortida, corro vint metres i ja em diuen que pugi a la bici. Vaig molt bé fins aquí, però a partir d’aquí tot canvia.

Un cop a dalt de la bici, començo a marcar un ritme que em fos el més adient possible però no era prou per fer front a aquelles bèsties ciclistes amb les que m’havia de batre. No sé si ells eren bèsties o jo un cadellet a les seves urpes. Crec més aviat que es tractava del segon. Dins del circuit, aconsegueixo que Ernest no em pugui passar fins la segona volta (de quatre). Fins aquell moment li havia tret només un minut de l’aigua que l’havia pogut mantenir una volta. A partir d’aquí, a les altres tres em ficaria una diferència de vuit minuts (per tant gairebé dos i mig per volta). Crec que la meva força es va anar exhaurint poc a poc com una espelma quan la cera s’esvaeix. Els grups em passaven a una diferència insalvable per poder-me enganxar a cap d’ells fent d’aquell circuit un infern i aquell vent, curiosament, les seves brases. Amb més pena que glòria, arribo a boxes i faig una transició prou decent i encara amb l’esperança de retallar una mica el temps perdut.

Aquest era el tortuós circuit ciclista amb un vent malèvol.


Baixo de la bici i corro bé fins al meu box. Deixo bici i casc, em calço les sabatilles sense mitjons aquest cop i m’enfronto a la descomunal pujada que teníem per sortir del box. La baixo i em llenço al circuit, quan entro ràpidament m’adono del meu bloqueig muscular i desitjo que passi el més ràpid possible. Em creuo amb l’Ernest i el veig fóra del meu abast, però he d’avançar posicions com sigui, veig al Carles amb el que tampoc no em vaig poder enganxar al segment de ciclisme. Veig que els dos van bé però jo sé que soc capaç de córrer, i molt; però a la segona volta, malgrat haver-me begut tot el material i pres tota la glucosa disponible, les rampes em baten i m’obliguen a aturar-me i fer estiraments. Rampes d’agonistes i antagonistes alhora. Impossible de superar. El Carles m’ha agafat més distància si cap, i més a la tercera volta si cap. Ja no podré agafar-lo però a la quarta volta, la Marisol m’acompanya i m’anima molt fent que pugui mantenir el ritme que portava fins aquell moment. Potser sense aquells ànims i amb la batalla perduda, qui sap si m’hagués deixat caure a peus de l’infern de La Mar Rabiosa.

Exprimint les darreres energies que em quedaven.


Per fi s’acaba el suplici andalús. Per una banda m’alegro de creuar l’arribada, però per l’altra m’entristeix perque he gaudit molt d’aquest esport. Un esport com cap altre. Val la pena qualsevol sacrifici que puguem fer per moments tant intensos com aquests.

Triatlon olimpico banyoles

Mi primer triatlón después de mi lesión en la rodilla! Y vaya estreno; uno de los mejores olimpicos de Cataluña, segun dicen!! Igual de nerviosa o más que cuando me estrené por primera vez, o cuando fui a hacer un examen de oposiciones en el que me juego mi puesto de trabajo. Cómo puede ser posible, si no voy a ganar nada ni me va la vida en ello! Pero a pesar de todo valió la pena porque lo disfruté, que fue mi principal objetivo. Solo deseaba que la rodilla me respondiese y no me fallase, sobretodo al correr; todo un enigma para mí aquel dia.
Había trabajado la noche anterior, pero pude dormir algo, aunque los nervios prevalecían al sueño. El viaje fue genial; se me hizo muy corto, charlando con Pedro y Nico de cotilleos varios del club. Cuando llegamos a Banyoles nos encontramos con el resto de los miembros del club, y nos dirigimos hacia boxes. Ya colocando las cosas, me veo a un cámara detrás mio, que me queria entrevistar. "serán preguntas fáciles, tranquila!" me dice. Uff! pobre hombre; yo no estaba por la labor y cuando me preguntaba algo automaticamente miraba a Sara y no sabía ni qué responder.Total, que al final me dice que pasarian un reportaje en el programa "A ritme de pedal", hacia finales de octubre, y que ya avisarian a la federacion. OK.
Seguimos en boxes, preparando las cosas, con Rosa a nuestro lado acompañandonos a todas .Me hizo mucha gracia cuando me ve colocando los calcetines en las zapatillas de la bici y me dice: Mujer, no te pongas calcetines, que ninguna se los pone! pero no le hice caso. ¿y si me salen ampollas corriendo? lo que me faltaba! Ya entrenaré algun dia sin ellos para probar. La verdad es que creo que muchos de nosotros debemos mejorar mucho el tema de las transiciones. Estarían bien unas sesiones didacticas de repaso.
Me hizo muchisima ilusion encontrarme con gente que hacia tiempo que no veia: Jean, Jordi Arias(del club de triatlo Prat, el cual fue entrenador mio), Anne, Ludovic...Todos me animaban y se alegraban de que estuviese compitiendo tan pronto, conociendo mi lesion, y yo se lo agradecia. En fin...Comenzamos el triatlon con alguna que otra tramposa que se habia metido en el grupo de los chicos. Una chica le comentó al juez que vigilasen bien, que habian chicas delante, y a alguna que otra parece ser que las pillaron. La natacion me encantó: igual que en la piscina y sin desviarte, porque vas viendo la cuerda de la boya todo el rato.qué facil! Al salir del algua, Hendrick, Rosa, Toni, animando como locos, lo cual se agradece muchisimo. Comienzo la bici y decido que no me machacaré mucho para llegar fresca corriendo, y así lo hice. Fui sola bastante rato, pero cuando vi que dos chicos empezaron a chuparme rueda, pues yo hice lo mismo con un pelotón que alcanzamos, pues allí chupaban rueda ellos, yo de ellos, y aunque ya sé que no se puede, pasé a varias chicas que iban del mismo palo, así es que...si la gente es tan tramposa, pues vamos a jugar las mismas cartas!!!
Y llegó el tramo final: la carrera. Los primeros 5 minutos la rodilla me molestaba, como siempre que empiezo a calentar, y pensé :" tranquila, esto es lo que te viene pasando siempre, es normal"; y asi fue. Pasados 5 minutos fue desapareciendo el dolor; y me vi bien porque sentia que habia acabado la bici muy fresca. Me crucé al cabo del rato con Sara y Amaia, y me alegré de verlas. A Marisol no la vi en todo el triatlon, pero cuando Amaia me dijo que iba por delante de ella pensé que la debia tener muy cerca, pero no conseguí verla. Y finalmente...llegada a meta con 2h42´de tiempo y con muy buenas sensaciones. Una temperatura genial para competir y muy buen ambiente cuando nos felicitamos unos a otros y nos hicimos todo tipo de fotos, con copa incluida, y con nuestro entrenador campeón!!!¿Qué mas se puede pedir?
Y para rematar el dia, fue fantastico ir a Besalú con algunos de los del Gavá triatlo. Eran las fiestas en el pueblo y habia mucha gente. Allí nos sentamos a cenar en un bar al aire libre, y estuvo muy bien. Un gran dia.

Sonia.

Triatlón OLÍMPICO de Banyoles

Como siempre la semana antes de la competición, empezé a encontrarme mal. Pero ésta vez era peor, ya que era mi primer Olímpico (objetivo que yo me había marcado a final de ésta temporada o inicios de la siguiente, y que Marisol me "animó" a adelantarlo). Como siempre salimos de Gavà juntos y fuimos hacia Banyoles. La verdad es que todos estabamos muy nerviosos, pero a la vez con muchas ganas y esto me animó mucho.
Antes de la prueba, salí a correr un poco con Pedro y David. Como siempre, David me dió los últimos consejos, que agradezco un montón, y me recordó como era el circuito de bici. Volví a entrar en boxes, y ya lo dejé todo preparado para salir. Fuimos hacia el lago y mientras, Pedro me dió un trozito de barrita (como siempre cuidándome!), que junto con el plátano, otra barrita y pasta que había comido un rato antes, seguramente mi cuerpo estaba ya "fuerte".
Llegamos a la salida, y mientras daban la salida de los chicos, el grupo de chicas estábamos esperando nerviosas.
Al cabo de tres minutos, salimos y se me pasaron todos los nervios de golpe. Empezé a nadar tranquilamente, y enseguida noté que aquello iba a ir bien. Después de unos metros, empezé a adelantar gente y vi que podía nadar más rápido así que forzé. Todo el rato "oía" los consejos que Carles Vendrell me había dado la semana anterior (moltes gràcies!). Al llegar a la boya me desvié un poquito, pero lo corregí rápido y me fui hacia la salida. Hendrick estaba allí animándo, y corriendo me fui hacia boxes, donde estaba Toni dándome ánimos. Cogí la bici, y venga que sólo son 44 kms. La bici, en general fue bien, aunque tengo que mejorar ya que en las subidas, y no tan subidas, continuo quedándome atrás. Mi suerte fue, que Marisol me pilló en el Km.15 y hasta el 30 fuimos juntas, cosa que me ayudó mucho. Finalmente hacia el 40, vino Sara por detrás y terminamos juntas, eso sí con los ánimos de Carlos y un pequeño "empujoncito". A Sonia, ni la vimos...
Segunda transición, sólo queda correr aunque ésta vez son 10 Km, y para mí lo más duro. Empezé conservadora, además mis piernas estaban un poco cansadas. Toni vuelve a animarme, Luis Enrique también y Emili me anima y también me "ayuda" un poco. Paso la primera vuelta y veo que voy bien, y que puedo terminar en menos de 3 horas (uno de mis objetivos) y terminar entera (otro de mis objetivos).
Al dar la primera vuelta, ya os veo a la mayoría que habéis acabado y que no paráis de animar y hacer fotos (Rosa, Toni y el resto), cosa que se agradece mucho.
Última vuelta, y llegada a meta con una satisfacción bestial. Al final, segunda posición para el equipo femenino (viendo la foto está clara la emoción de ese momento!).
Por último, gracias de nuevo a Carlos Gil, por hacer posible que en una temporada haya podido realizar mi primer olímpico.
Amaia (11-09-2006)

Triatló de Banyoles

El día se levantó tímido, y con una luz temblorosa y casi tenue donde las nubes dejaban entrever unos rayos solares muy de tanto en tanto aunque a pesar de ello, cuando podían demostraban que todavía nos encontrábamos en la temporada más calurosa del año y la que los deportistas evitamos más para hacer deport en las horas puntas del día. De todas formas, paracía que iba a ser un buen día para disputar el Triatlón Olímpico de Banyoles con más confort que otros años donde el calor machacaba cualquier mínimo intento de euforia deportiva.

Después de comer casi en horario de desayuno, nuestro magnífico C-3 nos condujo hasta la localidad de Banyoles, donde íbamos a llegar una hora antes del comienzo de la prueba. Tiempo justo para preparar todo el material del que haríamos uso durante la competición y del que siempre parece que te hayas olvidado alguna cosa que vayas a necesitar.

Entro en la zona de boxes con todo preparado, dispuesto a dejar el material en mi localización –silla de madera con propaganda de otras competiciones i rotulado con mi querido número 588 que arrastro felizmente durante toda la temporada- y comienzo a ordenarlo todo de forma que mi llagada a boxes se haga lo más rápido posible. Repaso mentamente de nuevo. Visualización de las transiciones. Compruebo el material. Está todo. Parece que irá todo bien. Decido ponerme la cinta con el dorsal desde el agua: “una cosa menos” –pienso. Gafas y gorra sobre la silla, me descalzo i a caminar hasta la salida. Hablo con los compañero y durante los diez minutos, nos olvidamos de la prueba. Tiempo de abstraerse.


Todo listo y los nervios comienzan a surgir frente al lago. El juez de la prueba nos informa que debido a los cañizares que hay, saldremos desde el interior del lago. Nos da la orden –recordándome al sargento Arensibia- de entrar en el agua y poco a poco lo hago. Una vez dentro siento que la cinta del dorsal la tengo ya a nivel de la cadera. “¡Cachis! Cuando nade esto se me escapa y lo perderé. Decido quitármelo y ponérmelo bajo el maillot cuando de golpe dan la salida. La gente –que nadie se corta un pelo- comienzan a pasarme por encima, jo me hundo mientras me guardo el dorsal. Comienzo a nada en medio de un montón de brazos, cuerpos y piernas.

Burbujas. Burbujas. Sólo veo burbujas y siento golpes y patadas. Saco mi mala leche y comienzo a repartir yo también para hacerme hueco y comenzar mi carrera. A los cinco minutos de lucha un tanto medievalesca, la csa se comienza a esclarecer y ya estoy disfrutanto de un espacio propio aunque demasiado en el interior del lago; “deberé ir hacia la cuerda para evitar hacer más metros” –pienso. No puedo aún. Podré más adelante. A media distancia ya empiezo a sentir que me deslizo sobre el agua. Eso es bueno. Intento recuperar el terreno perdido, pero lo perdido no se puede recuperar tan fácilmente como se pierde. Giro en la boya y hacia la salida, en el último tramo me pasa una chica, y no era de las primeras: “Estoy seguro que esta no ha salido con las otras chicas”. Las chicas salían tres minutos detrás nuestro y no era posible que me pasará en el agua. No había perdido tanto tiempo. O eso creía entonces.

A pesar de todo, salgo del agua en buena posición (65º - 21’45”). Después de 1500m. de natación voy a boxes, corriendo me coloco el dichoso dorsal que tantos me dió anteriormente. Llego. Lanzo gafas y gorro sobre la silla, me pongo los calcetines, gafas de sol, el casco, lo abrocho, cojo la bici y arranco a correr hasta la salida. “Podéis subir a las bicis” –nos informa el juez. Subo e intento ponerme las zapatillas. Se me lía la lengüeta con los calcetines y no entran: “¡Cachis! ¡Otra vez!”. Siento com el bíceps femoral se me carga. Un calambre. Bajo rápido de la bici para sacar las zapatillas de la cala mientras estiro, me pongo las zapatilla y subo de nuevo a la bici. Ahora sí. Arranco definitivamente. Al final compruebo que del agua hasta estar rodando en bici he perdido un total de dos minutos: “¡Demasiado tiempo!”.

El secor del ciclismo, en mi línea. En la primera subida ya me pasa un grupo al que no puedo seguir, en el cual estaba Ernest que me pasó como una bala tirando del mismo: “¿llevo 3km y ya me ha pasado éste? Pues me quedan aún 40...”. Después voy siguiendo algún grupo y lo perdía unos quilómetros después, una y otra vez durante los diferentes toboganes que componían el circuito ciclista. Poco antes de llegar al último puerto, me pilla Nico y Carles, que incluso se me escaparon con el grupo y todo con las primeras rampas. Una vez arriba, un grupo por detrás me condujo de nuevo a su nivel recogiendo a Nico primero y poco después a Carles. En boxes acabamos entrando los tres juntos, y como no, ellos volvieron a hacer la transición mejor que yo y eso que pensé que me había ido mejor... Me lo tendré que corregir. Total que este segmento salió en 1h20’49” y en la posición 194 (“¡buffff!”).


Salgo de boxes con las zapatillas bien puestas –dejando las gafas y sin gorra porque estaba un poco nublado- y comienzo a correr con un paso corto y tranquilo. Son diez quilómetros y se que al final se hacen largos, entro en el circuito y enseguida pillo a Nico, le choco la mano, lo animo y sigo avanzando. Poco después atrapo también a Carles, le encajo de nuevo la mano, también lo animo y adelante. No pienso en Ernest porque hace muchos quilómetros que me ha pasado, pero yo empiezo a tirar hacia adelante en el km1 para avanzar todas las posiciones posibles. “Nadie me ha respetado en bici. Pues ahora yo no voy a respetar a nadie” –pienso con una rabia contenida. Comienzo a pasar a muchos que va a ritmos aproximados de 4’/km o más y pocos son los que van por debajo. Yo creo que estoy corriendo a 3’40”/km lo que quiere decir que estoy avanzando muchas posiciones.

Entre ellos, a media carrera, me encuentra a Francesc Deulofeu, que me pasó en bici antes del quilómetro 15 y ya lo he pasado corriendo. “Estoy corriendo muy bien y muy cómodo”. Sigo fuerte y encaro la segunda vuelta pensando que yo todavía tengo que ir a más porque los otros irán a menos y así lo hago. A mitad de la segunda vuelta, veo a lo lejos a Ernest cada vez más cerca pero todavía muy lejos y yo sigo sin desfallecer a este ritmo, pasando a mucha gente que casi arrastran sus pies mientras yo parezco llevarlos sobre algodones. Al llegar a las eses, veo que tengo a Ernest casi a tocar y apretando mi ritmo (faltaban menos de 2km) me lanzo sobre él. Finalmente a 400 metros de meta lo pillo y a la vez siento como al rebasarlo se le enrrampan las piernas y debe parar. Sigo como una bala hasta la llegada pillando también a la Nuria Padrisa y a la Carme Tort que también me habían dejado en bici. Finalmente, hice un tiempo de 34’41” y haciendo una posición parcial de 52º.


El tiempo final fue de 2h 17’15” y terminé en la posición 98º

Cruzo felizmente la línea de llegada en una de mis mejores triatlones que he hecho nunca, en vísperas de un campeonato de España donde debo refrendar mi rendimiento, mejorando en los problemas que me han ido saliendo durante la misma. Por ahora, todavía tengo cosas que mejorar para ser un mejor triatleta. Hasta la próxima.

Por fin un olímpico

Buenas tardes a todos,
Por fin llego la hora de hacer un Triatlón Olímpico para mí y así ha sido.
Como de costumbre muchos nervios en los días previos e incluso el mismo Sábado por la mañana, durmiendo mal como de costumbre.
Día nublado y bastante triste en Gavà, notenemos muy claro que tal estará por Banyoles. Como siempre quedamos en la piscina para optimizar el tema transporte, coso que hicimos los presentes, notando alguna que otra ausencia que no aviso de ello, temita algo conflictivo que debermos solucionar en el futuro.
Los nervios ya estaban a flor de piel al arrancar nuestros vehículos y emprendemos el camino, llegando a la zona de apracamiento sin ningún problema y en el tiempo previsto. Sacamos el equipo y nos vamos a boxes donde como era de esperar encontramos al resto del Gavà-team preparandose para la batalla. Acto seguido preparo todo de forma minuciosa siguiendo al dedillo los detalles de Carlos Gil sobre los geles y demás elementos que podía necesitar, repasando mentalmente en que momento debía hacer cada cosa. Tras los preliminares nos vamos hacia la zona de salida, mientras comparto con Amaia una barrita energética para acabar de arreglarlo.
Una vez en la zona de salida me dispongo a entrar al agua en un lateral de la zona dispuesta para ello y me encuentro a unos cuantos 'elementos' en una salida de aguas al lago con una higiene un tanto dudosa lo que me hace meterme en medio del mogollón para darme el chapuzón. Una vez en el agua me situo detrás de Ernest que amablemente me advierte del peligro que tiene estar cerca de él en la salida. Lo sorprendente es que ni siquiera escuché la bocina y ya tenía gente pasando por encima mío, y he de reconocer que llegue a sentir un agobio extraño al comprobar que empezar a nadar me era casi imposible. A partir de ahí un mal sueño, ya que en ningún momento nade a mi gusto y además muy desorientado, epro en fín se trataba de llegar.
Transición bastante rápida, geles en un sitio y sorpresita, el sensor de velocidad me tocaba el imán de manera que me pare justo después de ver como J.J. casi me arranca las pegatinas de mi Orbea al pasar por mi lado. Despues de esto simplemente intentar rodar lo mejor posible sin quitarme del pensamiento los 10 Km de después. Más o menos a la altura de Besalú me pasó Emili al que pude seguir 1,5 Km aproximadamente y un poco después encontré a Oscar con el que fui un poco de tiempo ya que me quede un poco 'enganchadito' en el repechón del que todos hablaban en sus comentarios. Llegué a la zona de transición donde oí una voz que sutilmente decía 'Pedro', y era Sonia, jod.... con las chicas, venía como una moto.
Lo cierto es que en la carrera a pie es donde mejor me encontré, al contrario de otras ocasiones las piernas no me dolían y pude marcarme una buena marcheta desde el principio, fue allí donde más disfruté, me cruzaba continuamente con el resto de compañeros y es maravilloso comprobar de la pasta que estamos hechos, los ánimos de apoyo era unánime. Al pasarme Nico incrementé un poco el ritmo y fruto de ello pude adelantar a Oscar y tirar con más fuerza. Me gustaría destacar que en cada vuelta tanto David Soler (ex del club) como Luis Enrique (ex del Barça) animaban con un grito de 'muy bien Gavà'. LLegada al sprint para no perder la costumbre y 'otra camiseta para la colección'.
Realmente me gustaría dar las gracias a todos los que corrieron, a los que asistieron y a los que en mente nos acompañaban, en definitiva a todos, ya que es un placer ver como formamos una piña en este maravilloso entramado del triatlón que nos hace diferentes al resto de clubes. La imágen de todos en la llegada con 'el jefe' (que una vez más se llevó el gato al agua) haciendo fotos, comentando las anécdotas, etc., debe ser la envídia de más de un miembro de otros clubes con grandes presupuestos y participantes. Pero aquí esta el Gavà, 2º equipo de chicas, con las super-nenas al frente dando la cara en todo momento y haciendo que estemos orgullosos de sufrir y disfrutar con este nuestro deporte.

En fin, FELICIDADES A TODOS por hacerme sentir especial.

Pdta: Gerard casi durmió con su camiseta de regalo