Duatló de Barcelona

A pesar de los augurios de lluvia y nieve que los climatólogos de TV3 pregonan para cada fin de semana, el dia amaneció tranquilo y soleado. Allí estabamos Xavi, Marisol, Javi y yo, preparados para alcanzar el éxito. Xavi y yo todavia estabamos comentando la jugada del fin de semana...esa botella de Cardhú que llegó a nuestras manos, esas cortezas de cerdo que las estas saboreando durante una semana, esas mujeres desamparadas a las que quisimos dar cobijo...

Los instantes previos al inicio fueron un poco caóticos. Personalmente, me volvi tontito buscando mi dorsal en los boxes, y al final un señor con bigote a lo Dalí me reconoció que "se les habia colado" algun dorsal, y que por lo tanto, me buscase la vida para colgar la bicicleta.

Iniciamos el calentamiento, no sin fijarnos varias veces en una mesa llena de croassants que habia al lado de la salida. Por si las moscas, yo me quedé haciendo guardia, no fuera que algun "abuserat" se atreviese a coger...

La cursa empezó puntualmente a las 10. La salida fue un desastre. Xavi y yo estabamos tranquilamente charlando cuando de pronto sonó un estruendo y pam, todos a correr que se acaban los crusanes. Los primeros metros pensaba que eran de broma. Estaba tan alejado del arco de Salida, que creia que hasta ese punto podia ir caminando. Pero no fue asi, ni alfombras que pitan al pasar, ni churras con merinas.

La cursa a pie fue como siempre. Yo mirando al suelo y Xavi, Javi y Marisol a lo lejos, cada vez mas distanciados. Desde mi posicion privilegiada, en dura pugna con valientes ancianos y "personas de movilidad reducida", pude ver como algunos hombretones de traje ajustado y respiracion profunda se distanciaban del resto de mortales. Tambien vi a Xavi y Javi, que iban a la par, y a Marisol un poco mas atrás pero no muy despegada. Mis sensaciones eran "raras", pues tenia la sensacion de que en lugar de sudor, iba destilando por mis poros whisky escocés...

La primera transicion fue muy lenta. Cuando yo llegue a boxes ya casi no quedaban bicicletas. Me senté, me cambie las botas y cogi la "maquina". Esta vez no hubieron problemas, la cadena estaba en su sitio...Nada mas salir del boxes me paso un grupo muy numeroso. Los intente seguir, pero al llegar a una de esas clásicas curvas de 180 º, los muy animales aceleraron y me dejaron abandonado como a los perros en verano..

Entre tanto achuchon y aceleron mis gemelos empezaron a quejarse. Cada vez me costaba mas acelerar pq en lugar de gemelos tenia dos piedras. Me animaba el hecho de ver a Marisol cerca. El momento Kodak fue cuando Xavi me adelantó. Que tristeza. Y pensar que en su momento era mi rival! No hice ni ademán de seguirle. Estaba, como dice un amigo, un poco rotír.

Marisol y yo llegamos casi a la par a boxes, pero ella salio zumbando y yo me quede a desatar un nudo de la zapatilla. Los ultimos 2'5 Km se me hicieron eternos, aunque respiraba bien, iba muy agarrotado. Al acabar, Xavi me estaba esperando en la entrada de la pista. Habia acabado hacia 10 minutos, y tenia un croassant en la mano. Yo me lo queria comer, ese debia ser mi último sprint de la jornada!

Al final nos reunimos todos y como es habitual, comentamos la jugada. Javi nos explico que se calló dos veces al suelo en la primera transicion (eso merece un reportaje jaja), Xavi estaba muy contento por haber quedado el 75, y Marisol estaba feliz, aunque con algunas molestias por la tendinitis. Yo estaba un poco hundido en la miseria, sobretodo despues de saber que Javi tiene tan solo 14 años...pero si a esa edad yo ni me tocaba!!jaja

En fin, otra cursa mas y otra experiencia que contar a mis futuros nietos.

1 comentario:

JJGUELL dijo...

No te dejes comer la moral!Sobretodo ahora que has perdido peso y la cadena ya se queda en su sitio. Apuntate a Manresa que no te marean con tanta vuelta!..y apuntate estos 2: VIC y BANYOLES, bueno y siempre te queda rememorar Castellfollet, jeje.
Animo Carlos! alias el "Calamares"